sábado, 2 de marzo de 2013

Desgaste (definición)

Por DESGASTE entendemos la pérdida en el detalle de una moneda debido al uso y su puesta en circulación.

El desgaste, por tanto, siempre es debido a la manipulación de la moneda en el tráfico ordinario.

Siempre afectará en primer lugar a las partes más sobresalientes de la moneda, por lo que comenzará a producirse en los rasgos de los rostros más resaltados y en cualquier otra característica que sobresalga sobre el resto, incluido el listel.

Puede ser muy leve si afecta a detalles finos de la moneda (cabellos, pliegues de ropajes, plumas, detalles en los escudos, etc.) . En esta moneda de 1 centavo mexicano podemos apreciar un estado general bueno, pero si nos fijamos en la parte inferior izquierda, en la orla vegetal que la rodea, podemos apreciar un pequeño desgaste en las hojas próximas a la marca de ceca mexicana (M con o volada).



O muy grave si afecta a rasgos importantes de la moneda hasta el punto de hacerlos casi inidentificables. En estos 5 céntimos de 1878 podemos apreciar un desgaste considerable que afecta al retrato casi completamente.


Importante recordar que el desgaste siempre es producido por la circulación de la moneda. Cualquier otro daño que tenga la moneda (falta de acuñación, marcas de contacto, líneas, etc.) que no sean debidas a la circulación NO la consideraremos desgaste, sino que la estudiaremos en otro momento.

Procuraremos no confundir el desgaste con una falta o defecto de acuñación de moneda. Incidiremos sobre esto cuando veamos este otro efecto sobre las monedas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada