sábado, 16 de marzo de 2013

Corrosion y electronegatividad

La electronegatividad es la medida de la capacidad de un átomo para atraer electrones hacia él, cuando forma un enlace químico en una molécula. No es una propiedad atómica invariable, ya que un mismo elemento puede presentar distintas electronegatividades dependiendo de la naturaleza de la molécula en la que se encuentre.

En nuestra materia numismática, esta magnitud nos es interesante porque nos sirve para medir la distinta capacidad de los metales para corroerse.

En una aleación de dos o más metales en un medio húmedo conductor de la electricidad mediante un electrolito, se formará una pila galvánica que generará corrosión; el elemento que tenga más electronegatividad actuará de cátodo (protegido) y el que tenga menos electronegatividad actuará de ánodo (corroible).

Así en una aleación de Plata y Cobre de 925 milésimas, en el caso de que se cumplan las condiciones de humedad ambiental y medio conductor, la plata será el metal protegido (más arriba en la tabla) y el cobre el que se corroerá (más abajo en la tabla).

Orden de los metales numismáticos por electronegatividad

Máxima electronegatividad. Mínima corrosión. PROTECCIÓN.

Cloro
Azufre
Carbono
Selenio
Oro
Wolframio o tungsteno
Plomo
Platino
Paladio
Molibdeno
Teluro
Antimonio
Estaño
Plata
Níquel
Cobre
Renio
Cobalto
Hierro
Cromo
Zinc
Vanadio
Aluminio
Niobio
Manganeso
Titanio
Tantalio
Zirconio
Magnesio

Mínima electronegatividad. CORROSION.

Para profundizar en estos conceptos:
Electronegatividad, en Wikipedia.
Corrosión, en milliarium
Metals used in coins and medals

No hay comentarios:

Publicar un comentario