miércoles, 27 de marzo de 2013

Cobre y sus aleaciones

Metal de color rojizo-anaranjado si es puro; distintos tonos amarillentos en caso de aleación. No es magnético. Las huellas depositadas en él dejan marca.

Sufre los efectos de los ácidos oxidantes, el amoniaco (disuelve el cobre formando nitrato cúprico, por lo que no es recomendable usarlo en la limpieza de monedas de este metal o que lo contengan) y sus derivados.

A) Tiende a formar distintas pátinas estables, suaves, homogéneas y protectoras por oxidación, a causa de la exposición al aire seco atmosférico:

óxido cuproso (cuprita, Cu2O) de color amarillo a rojo-pardo. Soluble en amoniaco, pero insoluble en agua.

+ por conversión del anterior, se formará óxido cúprico (tenorita, CuO) de color marrón o negro. El ácido cítrico elimina estos óxidos.

sulfatos de cobre (antlerita) o sulfuros de cobre (novelita y calcocita) de color verde a azul verdoso por acción de los gases sulfurados presentes en la atmósfera (por la contaminación, entre otros).

carbonato cúprico, que se desarrolla sobre el óxido de cobre, por exposición al CO2 de la atmósfera, de color verde mate (malaquita) o azul (azurita y calconatronita) y  venenoso para el ser humano.

B) También, por corrosión, se pueden formar incrustaciones destructivas de la masa de la pieza, generalmente de forma rugosa y desigual:

+ los cloruros cuprosos y cúpricos (y los compuestos de los halógenos) reaccionan con el oxígeno en presencia de humedad que provoca la creación de ácido clorhídrico que realimenta el proceso de destrucción de la pieza mediante la creación de nuevos cloruros. Este es el llamado cáncer o enfermedad del bronce.  Son de color verde pálido a azul verdoso principalmente (o negruzco).
Aparecen normalmente como polvo verde claro formando puntos o picaduras sobre la superficie. Este polvo puede soltarse y rodear la pieza si está convenientemente aislada.
Suelen ser producidas por la exposición del cobre (o sus aleaciones) al PVC flexible o soluciones salinas bajo una humedad relativa alta (50% o superior). Puede propagarse rápidamente y puede causar un daño extenso.

+ mezcla de acetatos de cobre (solubles en agua) también llamado cardenillo o verdigris, que es venenoso para el ser humano,  de color verde vibrante o azulado, por reacción de los óxidos de cobre al ácido acético; el cobre también es atacado por otros ácidos orgánicos (el fórmico o el málico, por ejemplo). Esta afectación se caracteriza por formar una capa sobre la superficie de aspecto polvoriento pero ligeramente adherente, más que formando puntos o picaduras.

Distintas aleaciones del cobre:
- Latón, brass (Cu-Zn). Con su brillo, es normalmente amarillo, algunas veces rojo. Forma pátina estable de color ligeramente más oscuro que el de el metal pulido.

- Bronce, bronze (Cu-Sn). No suelen separarse ambos elementos. Resiste la corrosión, incluso la de origen marino.

- Alpaca (Cu-Ni-Zn)

- Cuproníquel (Cu-Ni). Se da en distintas proporciones, aunque la más usada es 75% Cu -25% Ni, que no deja rastro del color rojizo del cobre.

- Oro nórdico (89% Cu-5% Al-5% Zn-1% Sn). Es más resistente a la corrosión que otros bronces.

- Como elemento añadido a la plata: puede separarse y formar sus propias pátinas y corrosiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada